CITAS H. San Francisco: (458) 944 0278. H. San Agustin: (492) 287 0354
Una obstrucción del conducto lagrimal ocurre cuando el sistema de drenaje de las lágrimas es parcial o totalmente obstruido. Las lágrimas no pueden ser drenadas normalmente, causando ojos acuosos, irritados o crónicamente infectados. Un bebé puede nacer con una obstrucción del conducto lagrimal (obstrucción congénita del conducto lacrimal). Se estima que casi el 20% de los recién nacidos tienen una obstrucción del conducto lacrimal, pero la condición generalmente se resuelve por sí sola durante el primer año de vida.
Skip to content