CITAS H. San Francisco: (458) 944 0278. H. San Agustin: (492) 287 0354

El pterigión o carnosidadad son crecimientos o tumoraciones benignas de la conjuntiva en la córnea. La conjuntiva es la membrana delgada y transparente que cubre la esclerótica o parte blanca del ojo.

Algunos pterigiones pueden tornarse rojos e inflamados y algunos, pueden llegar a ser grandes y gruesos, produciendo sensación de cuerpo extraño en el ojo. Si el pterigión es lo suficientemente grande, puede afectar la forma de la superficie de la córnea, causando un astigmatismo.

Las causas del desarrollo del pterigión no son aún claras. Se cree que la luz ultravioleta (UV) del sol puede ser un factor en el desarrollo del pterigión. Otros factores que se creen causales son la condición de ojo seco y elementos ambientales como el viento y el polvo.

Si el pterigión es lo suficientemente grande como para causar problemas visuales o malestares persistentes, puede ser extirpado quirúrgicamente por un especialista. En ocasiones, el pterigión es extirpado por razones cosméticas

Skip to content