CITAS H. San Francisco: (458) 944 0278. H. San Agustin: (492) 287 0354

La retinopatía diabética, es una de las principales causas de ceguera en el mundo, ocurre cuando hay cambios en los vasos sanguíneos de la retina secundario a una diabetes mal controlada por muchos años. A veces, estos vasos pueden dañarse y dejar escapar líquido, o inclusive taparse completamente. En otros casos, se forman nuevos vasos sanguíneos anormales que crecen en la superficie de la retina y pueden romperse y sangrar.

Generalmente, la retinopatía diabética afecta a ambos ojos. Las personas con retinopatía diabética a menudo no se dan cuenta de los cambios en su visión durante las primeras etapas de la enfermedad. Pero a medida que avanza, la retinopatía diabética usualmente causa una pérdida de visión que en muchos casos no puede ser revertida.

Es importante que todas las personas diabéticas tengan una valoración anual por un especialista en retina para detectar la retinopatía diabética en etapas tempranas y evitar secuelas graves que pueden causar ceguera irreversible.

Las formas de tratamiento de la retinopatía diabética pueden ser tratamiento láser, inyección de medicamentos intraoculares y/o cirugía de mínima invasión en caso de sangrados graves o desprendimiento de retina.

Retinopatía Diabética No Proliferativa (RDNP)

 

Edema Macular y Isquemia Macular.

 

Retinopatía Diabética Proliferativa (RDP).

 

 

 

 

 

Skip to content